18 Jun 2018

¿Tiene fecha de caducidad la formación presencial?

La importancia de la formación presencial y su combinación con la formación Online

En los últimos meses no dejo de escuchar, leer o incluso compartir en redes sociales, que el futuro de la formación está en los medios tecnológicos, en la formación online, en la transformación digital o incluso en la realidad virtual. Es más, hace poco he leído que hay que pasarse ya a la formación por esos medios, dejando a un lado la formación presencial.

Es cierto que la formación “tecnológica” tiene varias ventajas respecto a la presencial, como el ahorro de costes, la posibilidad de hacerla en cualquier sitio a través de dispositivos móviles y a cualquier hora…

Pero la formación presencial también tiene sus ventajas , como, por ejemplo:

  •   La posibilidad de compartir no solo la formación sino la experiencia del resto de participantes y del formador (aunque en la formación online hay herramientas para interactuar con el resto de los participantes, todavía se usa poco, o no se usa).

  •   El nivel de asistencia una vez iniciado, ya que, en la formación presencial, sobre todo si son jornadas de un día, una vez que el participante asiste, suele terminarlo, mientras que en la formación online el nivel de finalización es menor.

  •   La posibilidad de realizar actividades, dinámicas o trabajos grupales, lo que te entrena mejor para la vida real si estás realizando formación para el empleo.

  •   Y otras que seguramente tú, que estás leyendo esto, estás pensando ahora mismo.

 

Por lo tanto, y en mi humilde opinión,
la formación presencial (al menos en el ámbito de la formación corporativa o para el empleo) no sólo no tiene fecha de caducidad, sino que tiene mucha vida.
Eso sí, creo que se tiene que actualizar (metodologías, dinámicas…) y por qué no, combinarse con la formación virtual.

Metodologías como el Flipped Learning son, a mi parecer, las que tienen futuro y se deberían usar cada vez más, combinando la formación online para la adquisición de conocimientos de manera individual, la formación presencial grupal para poner en práctica esos conocimientos, y el trabajo individual con seguimiento a través de medios virtuales, para poner en práctica un plan de acción personal/laboral sobre lo aprendido.

Para ello también hay que mejorar las metodologías y medios de la formación virtual
, realizando mejores contenidos y recursos audiovisuales, así como estableciendo planes de seguimiento y dinamización por parte de las entidades formativas, para garantizar una correcta realización y utilización de los recursos por parte de los alumnos.

Y es que, independientemente de la modalidad o de la metodología usada para aprender, si no lo transferimos a nuestra vida, ya sea personal o profesional, hemos invertido un tiempo muy valioso para nada, sin hablar del coste económico.

Y tú ¿Qué tipo de formación practicas?

 

Oscar González Hernández

Oscar González Hernández
Consultor Grandes Cuentas AVANZA FORMACIÓN

Compartir
24 May 2018

Tú me enseñas, yo te enseño – Mentoring generacional

¿Qué pueden aportarse profesionales pertenecientes a generaciones diversas?

Personas que con diferentes edades, por ejemplo: – 58 años; – 43 años; 32 años; -21 años, conviven en la misma organización y además trabajan juntos en el mismo proyecto ¿Cuál sería la lógica de aprendizaje entre ellos, el de mayor edad hacia el de menor edad o a la inversa? Quién enseña a quien.

Las empresas son crisoles generacionales integrados por Baby boomers,  Generación X, – Millennials y  Centennials. Espacios de convivencia donde detrás de cada antifaz se dibuja la huella generacional.

Todos tan diferentes y todos tan necesarios. Los de mayor edad, Baby boomers (nacidos entre 1958  y 1972), valoran el compromiso, la lealtad, los retos y el respeto.  Están orientados al servicio y poseen buenas relaciones interpersonales.

En la Generación X (nacidos entre 1973 y 1983), hay tipos autoexigentes, resilientes y adaptables. Conscientes de sus responsabilidades y en permanente búsqueda de un mundo más solidario, generoso y altruista.

Cerca de ellos los Millennials o Generación Y (nacidos entre 1983 y 1993), están entrenados para responder a lo inmediato. Buscan proyectos que les apasionen, en organizaciones con un buen clima de trabajo donde puedan aprender, desarrollarse, ser reconocidos, y donde se respete su autonomía.

Por último los Centennials o generación Z (nacidos  a partir de 1994…), necesitan estar permanentemente conectados. En su propio ecosistema digital destacan por la iniciativa, movilización y emprendimiento.

 

 

¿Cuál es su nexo de unión? ¿Qué pueden hacer las organizaciones para compartir su talento? Una posible respuesta es la creación de una cultura mutualista donde individuos pertenecientes a diferentes generaciones creen un vínculo entre sí y obtengan beneficios recíprocos. Entornos sazonados por los tres ingredientes clave del aprendizaje: – curiosidad, emoción y acción.

Y en este nuevo ambiente, el mentoring es el rey  ; facilita una relación rápida de desarrollo en la cual una persona más experimentada o con mayor conocimiento ayuda a otra menos experimentada o con menor conocimiento.  Además lo hace con una gran versatilidad:

  • Mentoring directo: un profesional de mayor edad asume el papel de mentor; por ejemplo un boomers mentoriza a una millennials sobre compromiso organizativo.
  • Mentoring entre pares (peer mentoring), profesionales homónimos que son mentores de su propia experiencia y aprendices de la de otros; por ejemplo, compañeros de la Generación X se asesoran mutuamente sobre cómo gestionar un proyecto de transformación digital.
  • Mentoring inverso (reverse mentoring): una profesional más joven e inexperta mentoriza a un directivo; por ejemplo una millennials tutoriza a un boomers sobre tendencias de consumo generacional.
  • Mentoring grupal: una profesional como mentora, asesora a un grupo de tutelados. Por ejemplo una centennials asesora a su propio jefe y a otros compañeros sobre trabajo colaborativo en red.
  • Speed mentoring:  encuentros con una duración no superior a media hora en los que el mentor mentoriza al mentee contándole una experiencia de éxito. Por ejemplo,  un joven centennials explica las claves de éxito de su blog a un compañero millennials.

Imaginemos por un momento todo ese conocimiento ordenado y conectado entre sí. Profesionales que aprenden para compartir y comparten para aprender.   Dispuestos a ofrecer y a recibir conocimientos de sus propios compañeros, sin importar la edad, la posición jerárquica ni la experiencia laboral.

Simplemente, personas aprendiendo de otras personas. Lo llamamos mentoring generacional, y ya ha llegado. Y tú,  ¿qué tipo de mentoring prácticas?

Pablo Fernández Hontoria  

Director de Operaciones AVANZA FORMACIÓN

Avanza Formación Logo

Compartir
10 Abr 2018

¿Es rentable la fidelización?

Customer Centricity: la importancia de centrarse en el cliente

Está claro que la fidelización es una de las estrategias comerciales que más se usan o, que en toda formación que se precie, te indican como una de las fases más importantes de la venta. De hecho siempre se ha dicho que es más fácil (y rentable) vender más a un cliente actual que a un cliente potencial, y eso, en la mayoría de clientes se hace con herramientas de fidelización.

Pero a su vez, la fidelización en el entorno actual, es cada día más difícil de conseguir, ya que la competencia es cada vez mayor, independientemente del producto o servicio que comercialices, y el cliente quiere cada vez más por menos dinero, siendo un gran conocedor de la gran oferta que existe y de las características de la misma.

Es más, en aquellos mercados y sectores que se dirigen a particulares (B2C), los clientes cada vez son menos fieles, ya que perciben casi todos los productos o servicios como similares y se mueven en muchas ocasiones por el precio o por la accesibilidad para conseguirlo.

Es por eso que las estrategias de fidelización deber ir cada vez más encaminadas a la diferenciación y personalización   de nuestra oferta a cada cliente o grupo de clientes. Ofrecerles productos o servicios con un valor diferencial para ellos, que pueden ser más o menos medibles, desde características técnicas o de calidad, hasta motivos emocionales o de pertenencia a un grupo determinado.

 

Necesitamos entender tus necesidades para obtener mejor experiencia de cliente y así obtener fidelización

 

Si consigues que tu cliente te perciba como alguien, que no solo satisface sus necesidades o soluciona sus problemas, sino que además le aportas valor, tu cliente te será fiel. Si además le haces sentir como único ofreciéndole productos/servicios “sólo para él” estará dispuesto a ser tu cliente durante muchos años e incluso recomendarte a otros clientes.

Y no hace falta gastarse mucho dinero en conocer a tu cliente. Afortunadamente hoy día la tecnología nos ofrece multitud de herramientas que posibilitan la segmentación y el conocimiento de nuestros clientes, y nos permite a su vez ofrecerle ofertas, promociones y productos a su medida que le harán sentir “único”.

Si además consigues mantener en el tiempo esa relación con tu cliente, ofreciéndole cada vez más valor, hasta convertirle en fan, no sólo te seguirá comprando, sino que será un embajador “gratuito” de tu marca, lo que seguramente haga que vendas más y que si continúas con la misma estrategia de fidelización, tengas más clientes fieles que permitan crecer a tu negocio.

En consecuencia y según mi opinión, la fidelización es rentable si se hace pensando siempre en cada uno de nuestros clientes y en lo que ellos esperan de nosotros.  

Y para muestra un botón (o mejor dicho una cesta de la compra) Mercadona y su modelo de Calidad Total, centrado en el cliente, o como ellos lo denominan, EL JEFE.

 

Oscar González Hernández

Oscar González Hernández
Consultor Grandes Cuentas AVANZA FORMACIÓN

Compartir
08 Mar 2018

Lo normal es ser brillante

LO NORMAL ES SER BRILLANTE

En el Año 1957 se puso a la venta el SEAT 600, por un precio de 60.000 pts, unos 360 € en la actualidad. Muchas personas tuvieron que esperar más de un año para su adquisición. La marca imponía su plan de producción y el cliente lo aceptaba con resignación.

Hoy la situación se ha transformado totalmente. El cliente tiene un enorme poder. Durante el año 2009, el músico canadiense Dave Carrol, se vengó de la empresa United Airlines tras romper su guitarra en uno de sus viajes y no recibir respuesta a su reclamación. Creó un video titulado “United Airlines rompe guitarras” se hizo viral, fue visto por más de 4 millones de personas y provocó la caída de las acciones de la compañía. Finalmente fue utilizado como elemento de sensibilización en su plan de formación interno.

 

 

Durante estos 60 años se ha evolucionado desde el poder del producto hacia el poder del cliente. En la actualidad nos hallamos inmersos en un cliente - centrismo donde el cliente es el rey Se sabe poderoso. Amenaza con contarle a todo el mundo su experiencia con la marca. Compara permanentemente. Busca precios más bajos. Es polígamo y le hastía la fidelidad.

Las empresas, conscientes de este hecho, han reaccionado incorporando a su gestión el Customer Experience o Experiencia Cliente.  Generar una experiencia memorable, que asombre positivamente al cliente y le convierta en embajador de la marca es la máxima actual.

Los clientes ya no se clasifican en satisfechos e insatisfechos. Tampoco se les pregunta  si han quedado o no a gusto con el producto adquirido o el servicio recibido. Esto ya forma parte del pleistoceno. La nueva vara de medir, método NPS (Net Promoter Score) sólo hace una pregunta: “recomendaría ud esta empresa a un familiar o a un amigo cercano”

De esta forma aparece una nueva tipología de clientes: – clientes detractores, clientes neutros y clientes promotores.  El cliente detractor va a hablar mal de la empresa o del servicio, su nivel de satisfacción está entre el 0 y el 6. El cliente neutro, no tiende a hablar, ni bien ni mal. No perjudica, pero tampoco beneficia; su nivel de satisfacción está entre 7 y 8. El cliente promotor, elogia y promueve la compañía. Se convierte en embajador de marca. Tiene una tendencia irrefrenable de recomendar la experiencia vivida. Su nivel de satisfacción está entre 9 y 10.

Es curioso observar como la puntuación 8 sobre 10 en el año 2018 es como haber obtenido una puntuación 5 sobre 10 en los años 60. Al cliente sólo se le enamora desde la excelencia La puntuación 9 sobre 10 es la mínima para sobrevivir. Hemos de normalizar la brillantez. La meta actual es generar un vivero de clientes promotores, que se sientan sorprendidos positivamente, que se emocionen, que vivan momentos wow y que cliqueen “Te recomiendo”.

Y para ello se han de diseñar experiencias originales, sensoriales, emotivas, que cuiden el detalle desde  el inicio hasta el fin de la relación con el cliente. Nuestro éxito depende de un clic. Y tú:

-¿Tienes algún cliente promotor? ¿Sabes por qué te recomienda?

 

Pablo Fernández Hontoria  

Director de Operaciones AVANZA FORMACIÓN

Avanza Formación Logo

Compartir
08 Feb 2018

Bienvenid@s al Blog de Avanza Formación

Bienvenid@s al Blog de Avanza Formación

Estimados amig@s, hoy comunicamos el lanzamiento del Blog de AVANZA FORMACIÓN, un espacio donde queremos compartir con nuestros clientes, colaboradores, socios, proveedores… en definitiva con todos nuestros actuales y futuros compañeros de viaje, contenido de calidad sobre la Formación en la empresa.

Si hacemos bien las cosas, conseguiremos que nos regales parte de tu tiempo. Para ello, periódicamente, el equipo de AVANZA FORMACIÓN, publicaremos post con buenas prácticas, ideas y reflexiones relacionadas con tendencias de formación, e-learning, outsourcing de formación y todo lo relacionado con nuestra experiencia.
Pero para que realmente podamos aportarte valor, creemos imprescindible crear un espacio de conocimiento abierto y participativo, y para conseguirlo contaremos con nuestra red de amig@s expertos en distintas materias, red que iremos ampliando de manera continua, por lo que si estas interesado en colaborar en nuestro blog estas invitado.

Nada más (y nada menos), espero que esta iniciativa te resulte de interés y que nos ayude a conseguir lo que nuestro lema dice “Desarrollamos Personas, Fortalecemos Organizaciones”.

Nos vemos y nos leemos.

 

Ferran Piñol  

Director General AVANZA FORMACIÓN

 Avanza Formación Logo

Compartir

© 2017 Avanza, Formación y Desarrollo